domingo, 20 de diciembre de 2009

2009 año de terror y muerte en Tijuana

Terror y muerte en Tijuana

ANPAC, TIJUANA.- En Tijuana, la guerra entre carteles de la droga editó un nuevo episodio sangriento con ejecutados, decapitados, encobijados, colgados, entre los que se encuentran policías ministeriales, municipales, federales, soldados y hasta personas inocentes en el fuego cruzado.

Las ejecuciones se registran en parajes solitarios, en zonas pobladas, centros comerciales y también en vialidades altamente transitadas.

Informes de la Procuraduría General de Justicia y de la Secretaría de Seguridad Pública señalan que desde la última semana de septiembre se registra en Tijuana un enfrentamiento entre la organización Arellano Félix y el Cártel de Sinaloa por la disputa del territorio para el trasiego de droga hacia Estados Unidos.

Los enfrentamientos son entre las células que comanda Luis Fernando Sánchez Arellano, El Ingeniero, y la célula de Teodoro García Simental, El Teo, de acuerdo a versiones de corporaciones policiales.

Entre los ejecutados hay agentes de la Policía Ministerial, además de unos decapitados, cuyos cuerpos fueron abandonados en tambos de plástico con el mensaje “esto les va a pasar a todos lo que andan con la mugrosa familia Arellano Félix”, y los que han aparecido colgados de puentes.

Hasta oficinas de la PGJE en Tijuana fueron objeto de agresiones armadas, con ráfagas de arnas largas contra vehículos, cristales y muros, sin que resultara ningún herido.

Los gatilleros huyen a bordo de camionetas de modelos recientes, algunos hasta en vehículos blindados, en taxis, calafias o a pie, perdiéndose entre las gentes o en callejones; aunque también han caído muchos detenidos, principalmente por acciones de las fuerzas castrenses.

Seis personas fueron asesinadas el pasado 14 de diciembre, y una de ellas colgada de un puente, con lo que el número de homicidios en esta localidad, atribuidos a la delincuencia organizada, suman 46 en lo que va de este mes, o sea, en menos de la mitad del mes, sin contar los que han ocurrido desde el día 14 a la fecha (20 de diciembre), y una tendencia a cerrar el mes de diciembre con alrededor de cien muertes violentas producidas por el crimen organizado.

De ese total de asesinatos, 24 ocurrieron en el lapso de cuatro días, lo que revela un recrudecimiento de la violencia en esta urbe, en la que opera el cartel de los hermanos Arellano Félix, cuyo liderazgo es disputado por dos grupos que se han declarado la guerra.


Reclutan jovencitos

Lamentablemente hay muchos jovencitos que son reclutados por el crimen organizado por el atractivo de estar armados y sentirse poderosos; mientras esa tendencia continúe, el crimen organizado seguirá fuerte.

Ilustrativo es el siguiente caso:

Dos presuntos sicarios menores de edad fueron detenidos la noche del viernes 18, minutos después del asesinato de un hombre en un domicilio de la colonia Leandro Valle.

Elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP), en coordinación con agentes de la Policía Municipal, atendieron el reporte de disparos de arma de fuego en un domicilio de la colonia en mención; al llegar al lugar encontraron a una persona sin vida y con cartuchos percutidos a su alrededor, por lo que dieron parte a la autoridad ministerial, en tanto que los preventivos implementaron un operativo para dar con los responsables.

Fue sobre la avenida Las Rosas donde los agentes policíacos ubicaron a los tripulantes de un vehículo Nissan Sentra color guinda modelo 2009, circulando con exceso de velocidad, por lo que se inició una breve persecución.

En un momento determinado los dos tripulantes del auto descendieron del mismo para echarse a correr sin embargo, fueron alcanzados por los agentes.

Los detenidos se identificaron como Crisóstomo “N” y Pablo David “N”, de 17 y 15 años de edad respectivamente.

Al inspeccionar la unidad, los agentes encontraron una sub-ametralladora abastecida con 13 cartuchos útiles, además de que el vehículo contaba con reporte de robo del pasado 17 de diciembre.

En sus primeras declaraciones los jóvenes relataron que se dirigían a la colonia Camino Verde, donde abordarían otra unidad, por lo que el operativo se extendió hasta la calle Golfo Pérsico de la citada colonia, donde los agentes decomisaron una camioneta Toyota 4Runner color gris con placas de circulación BER2737, la cual había sido robada horas antes, según se establece en el reporte.

Los menores detenidos, los vehículos y el arma de fuego, fueron puestos a disposición de la autoridad correspondiente.

Cabe señalar que en la semana que concluye, han sido detenidos al menos cuatro menores de edad que pudieran estar relacionados con las recientes ejecuciones en la ciudad.

La ola de violencia entonces seguirá recrudeciéndose conforme sigan siendo atraídos los jovencitos al uso de armas.


Policías, carne de cañón

De los 70 policías municipales que han sido asesinados en esta administración (hasta el pasado 5 de noviembre), alrededor de 100 de sus hijos, que han quedado huérfanos, no cuentan con el apoyo del seguro de vida, reveló Israel Stabinsky, secretario del colegio de abogados constitucionalistas.

Así como la actual administración municipal presume de realizar una “barrida” de policías corruptos, también es que han sido el blanco preferido de los sicarios para tratar de amedrentar a las autoridades, con el ánimo de que frenen los operativos contra la delincuencia organizada.

A la fecha van cerca de 80 policías locales asesinados desde el primero de diciembre de 2007.

Lo peor de todo es el estado de abandono de los hijos de policías caídos, el litigante antes mencionado dijo que eso sucede porque en algunas ocasiones los agentes suscriben a sólo una parte de sus hijos, o sólo una familia para que reciban el dinero del seguro. Legalmente, la voluntad del policía al morir se tiene que cumplir y esto desfavorece a familias enteras de los policías.

El problema al morir un policía, puntualizó, es que obviamente la familia o el hijo del agente que no fue protegido con el seguro, le afecta económicamente, y esto se refleja sobre todo en la manutención y educación de los pequeños.

Stabinsky informó que por estos motivos, algunos policías en conjunto con la Asociación Brazos Abiertos, así como un grupo de defensores de los buenos policías, salen a Palacio Municipal para pedir cooperación económica para estos chiquillos que carecen de ayuda monetaria.

Sin embargo, no quiere decir esto que el gobierno municipal no haya hecho nada; más de 100 empleados del patronato DIF municipal se sumaron a la Colecta Anual de la Fundación "Brazos Abiertos" del 6 al 14 de noviembre, en apoyo a las familias de policías caídos en cumplimiento de su deber.

En conferencia de prensa, Alberto Licona, presidente de la Fundación "Brazos Abiertos", destacó que con los recursos obtenidos en la colecta más de 33 familias de policías municipales caídos se beneficiaron con apoyo a viudas, becas escolares para sus hijos y atención social.

Tan sólo este año, DIF Tijuana otorgó 66 becas escolares de mil pesos cada uno a los hijos de policías caídos en cumplimiento de su deber y tiene ya el presupuesto para la entrega de más apoyos para el 2010.

Año cruento

En el 2008 se registraron más de mil asesinatos causados en la guerra contra el crimen organizado; en este año estamos en la misma tesitura, por lo que se prevé cerrar el año con alrededor de mil 200 crímenes; verdaderamente un año de terror.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios