sábado, 13 de febrero de 2010

JORNALEROS SE DESESPERAN EN CALIFORNIA


Por Carlos Neri Torres

Inmigrantes, algunos con papeles para trabajar hacen acto de presencia desde las 6:00 y llegan a mas de 100 a veces en pequeños grupos afines a su forma de ser o nacionalidad y las historias se sienten muy diferentes a los mejores años del sueño americano. Hay quien ha trabajado 15 días desde noviembre que llegó.

Guatemala, México o El Salvador, países vecinos y cercanos a los Estados Unidos siguen aportando una gran cantidad de seres valientes que viajan con la bendición de su madre o con las lagrimas de su esposa o hijos, salen con la esperanza de enviar lo mejor a su hijos su esposa su madre, siendo su única esperanza de sobrevivir, de esforzarse para lograr no como antes regresar con una buena camioneta a su país, sino solventar con un poco mas de dinero su precaria forma de vivir.

Aquí se vive solo, se llora solo y se sonríe cuando alguien pasa, es esperar quien solicite un trabajo de construcción, jardinería, etc. ¡lo que llegue! me comentan los muchachos,
Pero a parte de que las lluvias de los últimos días en esta zona han alejado los trabajos de contruccion, también hay muchos lugares con latinos que se cuentan igual de difícil la situación,
Hay mucho que analizar, entre mas gente busca trabajo mas barato quieren pagar el día comentan los muchachos, también hay quienes tan solo nos contratan por una hora, y a veces ni eso, hay quien me quiere pagar tan solo 40 dólares por el día y yo poniendo mis maquinas de jardinería que traigo en la camioneta y pues no me sale, se me descomponen y salgo perdiendo, también hay veces que nos contratan y no nos pagan hay mucha gente que se aprovecha de la necesidad de nosotros.
Un muchacho joven moreno alto, medio cortado al hablar comenta yo soy cristiano, yo hago mucho oración y siempre le pido a dios nos ayude, relató que el viaje de El Salvador a Estados Unidos, le costo 2600 dólares, de los cuales apenas ha abonado 150,00, la ve difícil como con ganas de regresarse, pero tiene que pagar lo prestado y eso le tomara mas de un año, nos cuenta que su esposa le dice que mejor se regrese…
La historia de un jaliscience de origen de Ayotlán también es para pensarse... yo ya tengo treinta años aquí. Hace tres meses me descansaron de un trabajo en un restaurante, y ahora tomamos las esquinas con la esperanza de llevar algo a casa mientras se compone la situación, la verdad con ganas de decirles a los paisanos que no se vengan que aquí también esta difícil para sobrevivir aparte de la discriminación que se vive, por grupos que meses antes hicieron hasta lo imposible para que abandonaran esta esquina de trabajo, pero en corte se resolvió a favor de los busca trabajo
Hay necesidad, latente también hay presencia de gente que su aspecto sugiere se atienda, ellos quieren trabajar, necesitan dinero, lo esperaran hasta que el cuerpo aguante hasta que dios quiera o hasta que grupos racistas los ataquen de nuevo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios